¿Qué es la sinovitis? Causas y tratamientos

La sinovitis es una lesión común entre la población, especialmente en deportistas y pacientes de enfermedades metabólicas. No es una patología grave, pero un tratamiento inadecuado puede hacer que se convierta en una patología crónica, que afecte a la calidad de vida del paciente. A continuación, se van a explicar las claves para saber reconocer y tratar esta lesión.

causas de la sinovitis

¿Qué es la sinovitis?

La sinovitis es una patología provocada por la inflamación de la membrana sinovial, que recubre las articulaciones. Esta membrana contiene el líquido sinovial, que actúa como lubricante en el roce de las articulaciones.

En estos casos, la membrana sinovial se hace más espesa y, como consecuencia, se forman más vasos sanguíneos, que pueden originar sangrado en la articulación.

Causas de la sinovitis

Las causas de la sinovitis pueden ser muy diversas, pero normalmente están relacionadas con el desgaste de la articulación. De esta forma, los traumatismos o las actividades que suponen un impacto excesivo sobre las articulaciones, son algunas de las causas más frecuentes.

Otra de las causas de la sinovitis son las infecciones, provocadas por una bacteria que penetra en la barrera sinovial, durante una intervención quirúrgica o a través de una herida abierta.

Por último, una producción de ácido úrico por encima de lo normal, puede provocar la aparición de depósitos de cristales en las articulaciones lo que, a su vez, puede provocar sinovitis.

En el caso de pacientes de enfermedades autoinmunes como psoriasis, lupus o artritis reumatoide, también es más habitual el desarrollo de sinovitis en las articulaciones.

sintomas para diagnosticar la sinovitis

Síntomas de la sinovitis

Los síntomas de la sinovitis pueden ser diferentes en función de las características generales del pacientes, es común que aparezca inflamación en la zona articular como consecuencia de la acumulación de líquido sinovial, además en estos casos, puede producirse un aumento de la temperatura en la zona, debido a la inflamación.

Los pacientes de sinovitis suelen presentar dolor intenso en la zona, que provoca rigidez e inmovilidad, pudiendo afectar de forma directa a la realización de actividades cotidianas.

Tipos de sinovitis

En función de la causa que la provoque la sinovitis y su duración, se puede hacer una primera clasificación, entre sinovitis aguda, su aparición es repentina y suele estar provocada por un traumatismo, y sinovitis crónica, tienen una duración de más de tres meses y el dolor no desaparece en situaciones de reposo.

En cuanto a los tipos más comunes de sinovitis, se pueden diferenciar varios: la sinovitis congénita, se produce cuando se forma un pliegue en el tejido de la rodilla, provocando inflamación. Mientras que la sinovitis traumática, es la consecuencia de caídas o traumatismos.

Por otro lado, la sinovitis reumatoide está relacionada con enfermedades degenerativas, como la artritis reumatoide. Sin embargo, la sinovitis infecciosa, como se ha comentado anteriormente, se desencadena por la presencia de hongos o bacterias en la articulación.

Diagnóstico de la sinovitis

Habitualmente, el diagnóstico de la sinovitis no reviste gran complejidad y puede ser detectada mediante un examen físico, en el que se explore manualmente la articulación afectada. Este examen puede ir acompañado de una extracción del líquido sinovial, para su posterior análisis.

En algunos casos es necesario realizar pruebas más complejas, que puedan dar más información sobre el alcance de la lesión. Algunas de las pruebas más habituales son la resonancia magnética o la ecografía musculoesquelética. Estas pruebas de imagen, aportarán una información más minuciosa.

Tratamiento de la sinovitis

El tratamiento de la sinovitis, suele iniciarse con la recomendación de reposo, el suministro de antiinflamatorios y la aplicación de terapias de frío y calor. En algunos casos, es necesario realizar una punción para extraer el líquido sinovial y, así, reducir la inflamación y las molestias del paciente.

tratamientos para la sinovitis

En caso de que los dolores sean muy intensos, se pueden realizar inyecciones de corticoides directamente en la articulación, lo que aliviará los dolores de forma notable y mejorará la movilidad de la zona.

En algunos casos, es recomendable la fisioterapia para fortalecer la articulación, y para la reabsorción del líquido sinovial.

Cómo prevenir la sinovitis

En muchos casos la sinovitis el riesgo de sufrir sinovitis se puede reducir siguiendo ciertas pautas. En primer lugar, es importante mantener una alimentación saludable, evitando un consumo excesivo de alimentos ricos en ácido úrico, ya que pueden propiciar la creación de depósitos de cristales en las articulaciones.

Es recomendable realizar ejercicio de forma moderada, que permita mantener las articulaciones en buen estado y fortalecer la musculatura. En esta línea, es importante evitar los deportes de impacto repetitivo, que ejerzan presión sobre la articulación.

Como se ha podido explicado, es importante acudir a un especialista ante la aparición de síntomas, para así, aplicar el tratamiento más adecuado que evite la cronificación de la lesión. Además, es fundamental seguir ciertas pautas de vida saludable para mantener las articulaciones en buen estado.

Deja un comentario