Células madre

Una gran revolución médica para restaurar y recuperar una zona dañada de nuestros tejidos.

Tipos de células madre y cómo funcionan

Unipotentes

Producen un único tipo de células y un ejemplo esclarecedor es el de las células de la piel.

Se renuevan continuamente y se peuden extraer un fragmento de la epidermis no dañada para cultivar células que generen tejido para su posterior trasplante a un paciente que haya padecido quemaduras considerables.

Multipotentes

Están en los tejidos nuevos.

Son ideales para el transplante de tejidos porque las posibilidades de rechazo son mínimas.

Pluripotentes

Generan cualquier tipo de célula.

No son células adultas, sino obtenidas a partir de células reprogramadas genéticamente.

Oligopotentes

Este tipo de células solo pueden diferenciarse en pocas células.

Totipotentes

Prácticamente son las embrionarias.

Se forman en el momento en el que el óvulo se une con un espermatozoide para formar el cigoto

Nuestros doctores

Los mejores traumatólogos de Madrid a tu disposición

Traumatólogos especializados en células madre

Para Elgeadi Traumatología los pacientes son lo más importante y por ello nuestros doctores son expertos en sus campos pero también en atención al paciente. Harán que te sientas en plena confianza con el doctor que trata tu patología.

Todos los médicos que atienden en nuestra red de clínicas de España son profesionales de primer nivel que te atenderán con paciencia y cariño y estarán encantados de ayudarte a mejorar esas lesiones  de cadera que sufras.

Toda la información sobre el tratamiento con células madre

El tratamiento con células madre supone una revolución frente a los tratamientos existentes, por su capacidad de REGENERAR los tejidos dañados.

Las células madre mesenquimales de la médula ósea (BMSC) son un tipo único de células madre adultas con la función de suprimir la inflamación y modular las respuestas inmunitarias de secreción de sustancias proinflamatorias.

Su aplicación puede centrarse en la reparación, el reemplazo o la regeneración de células, tejidos u órganos para restaurar una función dañada por cualquier causa, como los defectos congénitos, los traumatismos y el envejecimiento.

El tratamiento con células madre mesenquimales (MSC: mesenchymal stem cells) se realiza mediante células madre multipotentes, a partir de las cuales se generan otras células que se van a ir diferenciando hacia diferentes tipos de tejidos como: cartílago, hueso o tejido fibroso (disco intervertebral).

En numerosos estudios se está comprobando su prometedora capacidad de regenerar y reparar lesiones en el cartílago, huesos, tendones o los discos intervertebrales.

Presentan además de propiedades regenerativas, la capacidad de modular la secrección de sustancias proinflamatorias, suprimiendo la inflamación.

El uso de células madre mesenquimales en el tratamiento de la hernia discal y / o la degeneración del disco intervertebral es una estrategia terapéutica prometedora, debido a sus propiedades regenerativas, inmunomoduladoras y antiinflamatorias conocidas.

En el caso del tejido cartilaginoso y meniscal, producen incluso aumentos en la densidad del cartílago o en el volumen de tejido meniscal y lo que es más importante, una disminución del dolor y una mejoría de la movilidad y funcionalidad articular.

Es por ello por lo que constituye una alternativa válida en pacientes jóvenes para permitir continuar la práctica deportiva y en pacientes ancianos como alternativa a la implantación de una prótesis.

Su uso puede estar indicado como tratamiento complementario en aquellos procesos en los cuales se requiera regeneración o cicatrización del tejido:

  • Lesiones del cartilago y de los meniscos.
  • Psueodartrosis.
  • Necrosis Óseas Avasculares en estadios iniciales.
  • Lesiones óseas.
  • Fracturas.
  • Artrosis.
  • Lesiones de los ligamentos y de los tendones.

El tratamiento con células madre consiste en extraer células madre mesenquimales de nuestro propio cuerpo (principalmente de la grasa o la médula ósea) para después ser cultivadas en nuestro laboratorio. Una vez que hemos obtenido el número necesario de células se somete a un proceso de centrifugado y enzimas para obtener las células madre, lo cual dura aproximadamente una hora.

Pasado este tiempo, en la misma intervención, estas células se inyectan bajo control radiológico en el disco intervertebral, donde regeneran el tejido, reparando el daño sin consecuencias.

Con la inyección e infiltración de células madre mesenquimales en la zona de los discos que tienen ruptura de las fibras del anillo, se pretende evitar la progresión de la degeneración del disco y las consecuencias dolorosas que provoca, tanto la compresión nerviosa por la herniación del contenido interno del disco como la degeneración artrósica de la columna.

Está técnica se efectúa generalmente en régimen ambulatorio y con anestesia local, siendo dado de alta en el mismo día de la intervención y no suele requerir período de baja laboral ni produce efectos secundarios, lo que permite incluso reincorporarse el mismo día al puesto de trabajo.

Se recomienda complementar este tratamiento con infiltraciones de factores de crecimiento (PLSMA RICO EN PLAQUETAS) ya que estos factores estimulan el crecimiento de nuevas células.

Tratamientos con células madre en Madrid

Un proceso prometedor para regenerar tejidos dañados