La rotura de Ligamento Cruzado Anterior. Innovación en la reconstrucción

 Anatomía de los ligamentos laterales y cruzados de la rodilla

La estructura de nuestra rodilla es una parte del cuerpo que debemos conocer bien para poder entender lesiones como la rotura de ligamento cruzado anterior de la que hablaremos a continuación, ésta está formada por:

• Un pivote central formado por el ligamento cruzado anterior (LCA) y el ligamento cruzado posterior (LCP).
• Un compartimento interno formado por el ligamento lateral interno (LLI).
• Un compartimento externo formado por el ligamento lateral externo (LLE) y los tendones del músculo poplíteo.
• Entre el fémur y la tibia se encuentran los meniscos interno y externo. Éstos son muy importantes para la estabilidad de la rodilla porque absorben los golpes, distribuyen el peso articular y disminuyen el desgaste del cartílago.

El ligamento cruzado anterior está compuesto por fascículos o bandas que actúan como potentes estabilizadores de la rodilla, evitan la traslación anterior de la tibia, y la rotación y angulación externa e interna de la rodilla, además es un conector que une los huesos fémur y la tibia.

ligamento cruzado anterior¿Qué es una rotura del ligamento cruzado y cómo se produce?

La rotura de ligamentos es cuando se rompen total o parcialmente las fibras que componen la articulación de la rodilla. Existen distintos grados de gravedad en relación con el nivel de la ruptura (distención, rotura parcial o rotura completa).

¿Cuáles son las causas y evolución de la rotura de ligamento cruzado anterior de la rodilla?

La rotura de LCA suele producirse por una torcedura de la rodilla con el pie apoyado. Esta lesión es frecuente en actividades deportivas como el fútbol, el balonmano, el baloncesto o el esquí en los que se producen giros bruscos de esta parte del cuerpo.

Cuando se rompe el ligamento cruzado anterior, el paciente suele cursar con un cuadro clínico agudo de dolor y cojera. Asimismo, se inflama la articulación y si ésta es muy intensa, a veces requiere evacuarse extrayéndolo con una jeringuilla (artrocentesis). En esta fase tan avanzada es difícil la exploración de la rodilla debido al dolor.

Principales síntomas de rotura de ligamentos

Lo primero que uno siente con la lesión de ligamentos es sentir o incluso “oír” chasquido seguido de un intenso dolor en la zona afectada. Ese dolor persiste en los siguientes días junto con una gran dificultad para apoyar la pierna. Si se encontrara ante esta situación es imprescindible hacer un diagnóstico lo antes posible para evitar empeorar la situación.

¿Cómo se diagnostica la rotura de ligamento cruzado anterior?

Ante la sospecha de rotura de ligamento cruzado anterior, es importante acudir a un especialista lo antes posible. En primer lugar, se debe realiza una radiografía de la rodilla para descartar fracturas y una resonancia magnética con la que confirmar la rotura y estudiar la posibilidad de otras lesiones como la rotura de meniscos, lesiones en el cartílago o el edema en tibia o fémur por el choque de un hueso con otro.

tratamiento-de-la-rotura-de-lca

¿Cómo se cura la rotura de ligamento cruzado anterior?

La intervención quirúrgica es la única solución para obtener una rehabilitación completa y poder volver a hacer deporte. Aunque hasta el momento de la operación existen algunos métodos para palear el dolor como el reposo, utilización de hielo para bajar la inflamación y vendajes colocados por un médico especialista. También antes de la operación será necesario hacer uso de muletas para no apoyar y sobrecargar y lesionar aun más la rodilla

Tratamientos para curar la rotura de ligamentos de rodilla

El método que se utiliza es la reconstrucción del ligamento con otro que realice la misma función. Existen dos posibilidades:

• Utilizar ligamentos del propio paciente, fundamentalmente el tendón rotuliano o tendones isquiotibiales.
• Uso de ligamentos de un donante del banco de tejidos.

El equipo de traumatología del Dr. Elgeadi evita la morbilidad de la extracción del injerto del propio paciente, utilizando la técnica de aloinjerto (donante), bien con tendones, o bien con hueso y tendón rotuliano (técnica aloinjerto HTH).

La fijación de las plastias en el fémur y la tibia (reparación del ligamento cruzado anterior) puede realizarse con diferentes dispositivos: tornillos, pines o sistemas de suspensión fundamentalmente.

Consideramos imprescindible una colocación anatómica de la plastia que la sitúe en el mismo lugar que se encontraba antes de romperse. Para ello utilizamos un sistema de guías especializado que permite realizar los túneles de inserción de la plastia en el fémur y la tibia con la mayor exactitud posible.

La cirugía de ligamento cruzado anterior suele durar unos 50 minutos, se realiza con anestesia en el miembro inferior (anestesia intradural) y se requiere una noche de hospitalización para control analgésico y extracción de sangrado intraarticular mediante la colocación de un redón que se retira al día siguiente.

recuperacion ligamento cruzadoCuánto dura la recuperación de ligamento cruzado anterior

La recuperación de la cirugía de ligamento cruzado es un proceso que se extiende no menos de entre cuatro a seis meses. La velocidad y efectividad de la recuperación radica en la disciplina que se tenga en seguir las recomendaciones.

Según especialistas podemos dividir la rehabilitación en dos grandes etapas: antes y después del primer mes. A continuación detallaremos las fases de recuperación tras la cirugía de ligamento cruzado anterior:

Semana 1: en esta etapa es indispensable hacer reposo total manteniendo la pierna elevada y con hielo para favorecer la circulación y su necesario descanso.

Semana 2: generalmente en esta semana el médico especialista procederá a quitar los puntos y el paciente deberá, además de continuar con las aplicaciones de hielo, empezar a mover y hacer flexiones de rodilla para darle movilidad y mantener el tono muscular. El paciente empezará a caminar pero necesitará hacerlo siempre utilizando muletas para no sobrecargar la articulación.

Semana 3: se mantendrán las directrices de la semana anterior pero sumando algo más de ejercicio de movilidad para fortalecer la rodilla, intentando esforzar ahora un poco a la rodilla a volver a la realidad. Es muy recomendable hacer natación a partir de esta etapa de rehabilitación.

Semana 4: acompañado de un fisioterapeuta especializado en rehabilitación deportiva, el paciente empezará con los ejercicios de equilibrio y musculares más fuertes.

Para lograr una recuperación completa es importante que, después del primer mes, el paciente continúe yendo a fisioterapia que un profesional lo ayude a completar la rehabilitación al 100%. El exceso de confianza del paciente puede ser un problema en este punto ya que puede abandonar el tratamiento y dejar su recuperación a mitad de camino.

La rehabilitación física es fundamental para conseguir un ligamento tenso y resistente, con un fortalecimiento muscular adecuado. Ésta se empieza con la progresión de la movilidad y se finaliza con la potenciación de la rodilla. Se requiere evitar la competición deportiva durante unos 6 meses, pudiendo andar sin muletas desde la tercera semana.

Si necesitas más información acerca de la lesión de Ligamento Cruzado Aanterior no dudes en contactar con el equipo de Elgeadi Traumatología para poder ayudarte.

Innovación en la reconstrucción de ligamento cruzado anterior

Hasta el momento actual, la metodología empleada para esta tipología de cirugías consistía en la sustitución del ligamento cruzado anterior (LCA) fracturado o desgarrado, por un injerto de tejido del propio paciente u otro obtenido de un donante.

Este nuevo procedimiento conserva y mantiene el propio ligamento cruzado a través de una sutura. Únicamente se ha empleado esta técnica en algunos hospitales de Suiza y Alemania, aunque poco a poco se está implementando en España. Sin embargo, esta innovadora técnica quirúrgica, desarrollada por un equipo de cirujanos profesionales suizos, especializados en lesiones deportivas, es idónea para todos aquellos pacientes que practican deporte con asiduidad o cuya actividad diaria requiera de un elevado grado de estabilidad y propiocepción (sensación profunda obtenida por los receptores del sistema osteoarticular y muscular).

Ventajas que ofrece la nueva reconstrucción de ligamento cruzado anterior

La recuperación del ligamento cruzado anterior ofrece importantes y tangibles ventajas respecto a las técnicas conocidas anteriormente. La estabilización mecánica de la rodilla de forma inmediata es uno de los beneficios más destacados por los profesionales sanitarios especializados en el sector, puesto que permite una rehabilitación más temprana. También se promueve la autocuración de la rotura y se restaura la sensibilidad profunda. Además, para esta técnica no se necesita tomar tendones o injertos del propio paciente, por lo que el tiempo de la cirugía se ve considerablemente disminuido y, de esta forma, el control del dolor en el postoperatorio es más preciso y certero.

Estas ventajas son algunas de las que destacan entre aquellos pacientes que se someten a dicha innovadora técnica quirúrgica de rotura del LCA. Por otra parte, el menor coste socio-económico es también uno de los puntos que más valoran los pacientes, ya que la discapacidad laboral después de la sutura ligamentosa tiene como duración media menos tiempo que en las reconstrucciones clásicas.

reconstruccion ligamento cruzadoLa recuperación del ligamento cruzado anterior tras la técnica de doble túnel

Este tratamiento se basa en el potencial de curación del propio ligamento cruzado, unido a la colocación de un implante que proporciona las condiciones óptimas de estabilidad para la curación biológica de la rotura de dicho ligamento.

Para proporcionar una autocicatrización más sencilla del componente fracturado en cada uno de los pacientes, los extremos de la lesión del ligamento cruzado son aproximados a través de suturas. Además, la regeneración del propio ligamento se genera mediante un procedimiento de microfacturas, las cuales posibilitan que las células madre del hueso más próximo se acerquen con la finalidad de acelerar el proceso de curación del ligamento cruzado.

En el proceso de curación no se regenera únicamente el tejido del ligamento, sino que también lo hacen las fibras nerviosas sensoriales alteradas por el trauma, restaurándose así la inervación del ligamento. Este aspecto ofrece a los pacientes la oportunidad de recuperar la sensibilidad total del ligamento cruzado anterior y, por tanto, el de la rodilla. Esta innovación en el método de curación es un tratamiento que no se ofrecía hasta el momento.

Factores que debemos conocer para implementar la nueva recuperación del ligamento cruzado

 El único factor que se debe tener en cuenta para poder aplicar la técnica mencionada es que el ligamento cruzado anterior dañado conserve “la vitalidad y capacidad suficiente” para poder recuperarse. Esta circunstancia puede darse durante las primeras semanas inmediatamente después a la lesión del ligamento, por lo que se recomienda que la técnica quirúrgica se aplique dentro de las primeras tres semanas desde de la lesión. Es cierto que, con el tiempo, se espera conseguir la reparación del ligamento en lesiones de más de un mes.

 No podemos olvidar que una lesión puede tener diferente alcance según la intensidad del traumatismo. La lesión del LCA puede acompañarse de lesiones meniscales, lesiones osteocartilaginosas, lesiones de otros ligamentos etc. Además, se ha demostrado que ante la misma lesión, hay personas que reaccionan con una inflamación bioquímicamente desproporcionada, por lo que debemos tener cuidado y acudir a un profesional de confianza.

No hay comentarios aún, ¡sé el primero!

Publicar un comentario