Síntomas y causas del pinzamiento de un nervio

Los pinzamientos nerviosos son patologías comunes entre la población, provocados por distintos motivos. En muchos casos, pueden provocar dolores crónicos que afecten de manera negativa a la calidad de vida del paciente. Ante la aparición de dolor o sensación de hormigueo, es recomendable acudir a un profesional que pueda aplicar el tratamiento más adecuado para el paciente.

Qué es un pinzamiento nervioso

¿Qué es un pinzamiento nervioso?

Se habla de pinzamiento nervioso cuando se produce una presión excesiva sobre un nervio, que puede causar dolor o sensación de hormigueo en el paciente. Esta lesión puede producirse en cualquier parte del cuerpo humano. Aunque es especialmente común en el túnel carpiano de la muñeca, así como en la zona lumbar, provocado por una hernia discal.

Causas del pinzamiento de un nervio

Las causas de los pinzamientos nervioso son muy diversas, en función del motivo que las provoque. En algunos casos, se producen por una presión excesiva de un tejido sobre el nervio, pudiendo ser huesos o cartílagos los que provoquen están presión, este es el caso de las hernias discales. En otros casos, es otro nervio el que causa presión sobre otra raíz nerviosa.

En los pacientes de artritis reumatoide es habitual que se produzcan pinzamientos nerviosos, ya que la inflamación de las articulaciones provoca un agrandamiento óseo que es habitual que pueda comprimir algunas raíces nerviosas.

Por otro lado, la obesidad se considera un factor de riesgo que aumenta las probabilidades de sufrir el pinzamiento de un nervio, ya que un volumen corporal alto aumenta las posibilidades de compresión sobre los nervios.

Síntomas del pinzamiento de un nervio

Los síntomas de un pinzamiento nervioso son variados y dependen de la causa que lo esté provocando. Es habitual que los pacientes experimenten una disminución de la sensibilidad en la región afectada. Además, en algunos casos, puede aparecer acompañado de un dolor agudo o punzante, o de una debilidad muscular que impida al paciente la realización de sus actividades cotidianas.

Algunos de los síntomas más característicos del pinzamiento de un nervio son la sensación de hormigueo o adormecimiento en la zona en la que se encuentra el nervio afectado.

Diagnóstico del pinzamiento de un nervio

Diagnóstico del pinzamiento de un nervio

Cuando el paciente acude al médico presentando síntomas de pinzamiento nervioso, en primer lugar, se realizará una exploración física en la que se observarán aquellos puntos en los que el paciente presenta más molestia o dolor.

En muchos casos, suele ser necesario realizar diferentes pruebas diagnósticas para diagnosticar un pinzamiento nervioso, por ejemplo, un estudio de conducción nerviosa que permite medir la velocidad y eficacia con la que los nervios transmiten las señales eléctricas a lo largo del cuerpo.

También puede ser necesario que el paciente se someta a una electromiografía, en la que se analizan las señales eléctricas de los músculos en situación de reposo y en movimiento. En algunos casos, se pueden realizar ecografías de alta resolución que ayuden a ubicar la localización exacta del pinzamiento nervioso.

Tratamientos para el pinzamiento de un nervio

Una vez que se ha diagnosticado el pinzamiento nervioso, se suele recomendar al paciente un periodo de reposo que ayude a la relajación muscular. En algunos casos, podrá inmovilizarse la zona con un yeso o escayola. Además, es habitual que se prescriba un tratamiento de antiinflamatorios y corticoides con el objetivo de aliviar el dolor y las molestias del paciente.

El tratamiento con fisioterapia suele aportar buenos resultados en casos de pinzamientos nerviosos, ya que contribuye a la relajación muscular y a la reeducación postural, que pueden ser útiles para lograr la descompresión nerviosa de la zona.

En los casos más graves en los que los anteriores tratamientos no hayan tenido efecto en el paciente, se podrá llevar a cabo una cirugía, mediante la que se eliminará la presión sobre el nervio afectado.

Pautas para prevenir el pinzamiento de un nervio

Pautas para prevenir el pinzamiento de un nervio

En algunos casos, los pinzamientos nerviosos son inevitables. Sin embargo, existen ciertas pautas que pueden ser útiles para prevenir, en la medida de lo posible, su aparición. En primer lugar, es importante evitar posturas forzadas que puedan suponer lesiones que provoquen pinzamientos nerviosos.

Además, adquiere especial importancia el control del peso corporal, ya que, como se ha explicado, el sobrepeso aumenta el riesgo de que aparezcan pinzamientos nerviosos.

Por último, evitar actividades repetitivas puede ser beneficioso para evitar lesiones que conlleven pinzamientos nerviosos.

Como se ha explicado, es importante acudir a un especialista ante la sospecha de pinzamiento nervioso. Así como, llevar a cabo ciertas pautas que pueden ayudar a prevenir su aparición, adquiriendo especial importancia el control del peso corporal.

Deja un comentario