Espondilosis lumbar y cervical: síntomas, causas y tratamiento

Los dolores de espalda crónicos pueden ser provocados por múltiples factores. A continuación te contamos en qué consiste la espondilosis, una afección muy frecuente en pacientes de edad avanzada.

Qué es la espondilosis

En primer lugar cabe señalar que la espondilosis no es una enfermedad en sí, sino más bien una expresión genérica que se utiliza para referirse a distintas afecciones que pueden generar dolor en la espalda.

Principalmente, el término espondilosis se utiliza para describir cualquier degeneración en la columna vertebral. Esta degeneración está estrechamente relacionada con el desgaste que sufre la columna con el paso de los años, por eso afecta en más de un 85% a personas que tienen más de 60 años.

Según la parte de la espalda que se encuentre afectada podemos describir tres tipos distintos de espondilosis.

Tratamiento-para-curar-la-espondilosis-lumbar-y-cervical

Tipos de espondilosis: lumbar, cervical y torácica.

Espondilosis Lumbar

La espondilosis lumbar se manifiesta entre las vértebras L1 – L5, generando dolor en la parte baja de la espalda y entumecimiento o adormecimiento en las zonas del cuerpo que están relacionadas con los nervios que pasan por la zona lumbar como piernas y pies.

Espondilosis Cervical

La espondilosis cervical ocurre cuando los discos intervertebrales que se ubican en la región del cuello sufren un desgaste. Este desgaste puede producir dolor, rigidez e incluso adormecimiento de las extremidades superiores del cuerpo. Es el tipo de espondilosis más frecuente en las personas de edad avanzada.

Espondilosis Torácica.

La espondilosis torácica es el tipo menos frecuente de todos: afecta a las vértebras que se ubican en la zona central de la columna vertebral. Al ser la parte de la columna que menos se flexiona tiene un desgaste mucho más leve con respecto a las regiones cervical y lumbar que son responsables de sostener y dar flexibilidad y movimiento a la columna.

Causas de la espondilosis

Como hemos comentado anteriormente, las causas de la espondilosis provienen del envejecimiento y desgaste gradual que sufren los huesos de la columna vertebral con el paso de los años. Los principales efectos de degeneración que podemos señalar son:

  • Desgaste de los discos intervertebrales: los discos vertebrales son como pequeñas almohadillas que se encuentran entre los huesos. A medida que pasan los años, esos discos comienzan a sufrir un desgaste que puede provocar que las vértebras se toquen entre ellas generando dolor, hinchazón y otros problemas.
  • Crecimiento excesivo de hueso: los espolones óseos son comunes en las personas de avanzada edad y pueden generar presión en los nervios que atraviesan la columna vertebral.
  • Hernias de disco: con el desgaste natural de los discos intervertebrales es normal que se produzcan fracturas o desgarros que afecten a algún nervio cercano. Ocurren con mayor frecuencia en la parte baja de la espalda, aunque también pueden manifestarse en la región cervical.
  • Rigidez de los ligamentos: con el paso de los años estos suelen endurecerse y hacer que se pierda flexibilidad.

olores-de-espalda-crónicos-espondilosis-lumbar

Factores de riesgo de la espondilosis

Además de las causas comunes que afectan a las personas con el envejecimiento, existen ciertos factores de riesgo que contribuyen en el desarrollo de las afecciones previamente descriptas:

  • Lesiones: cualquier lesión previa que una persona haya sufrido en la columna vertebral.
  • Factores hereditarios: la genética es un factor que puede influir en el desarrollo de malformaciones o enfermedades en la columna.
  • Estilo de vida: la alimentación y el ejercicio son fundamentales para mantener un sistema esquelético sano, por ello, el tabaquismo, la falta de vitaminas y minerales, y el sedentarismo pueden contribuir a los problemas y enfermedades en la columna vertebral.

Síntomas de la espondilosis

Los síntomas que caracterizan a esta afección están estrechamente relacionados con la patología que esté produciendo el problema en la columna.

En la espondilosis de tipo cervical podemos notar una mayor rigidez y dolor de cuello y cabeza. Cuando hablamos de espondilosis lumbar, en cambio, se sufre de un dolor punzante en la parte baja de la espalda.

Es importante consultar un médico si se experimentan síntomas como adormecimiento en las extremidades, dificultad para moverse, mareos y pérdida de control de la vejiga.

Tipos-de-espondilosis-lumbar,-cervical-y-torácica

Tratamiento para curar la espondilosis lumbar y cervical

La finalidad del tratamiento será mejorar la calidad de vida del paciente. Por ello un médico traumatólogo especialista en columna vertebral deberá evaluar junto con el paciente los riesgos y la gravedad de los síntomas para determinar el mejor camino a seguir.

Por lo general, si es un caso leve, se optará por un tratamiento conservador, utilizando medicamentos antiinflamatorios, relajantes musculares e inyecciones de corticoides.

Si estamos hablando de un caso más grave, probablemente sea necesario realizar una intervención quirúrgica para solucionar el problema.

Por suerte, hoy en día existen técnicas de última generación que practican los traumatólogos más experimentados y prestigiosos del sector, que permiten realizar cirugías de columna vertebral de manera mínimamente invasiva.

Deja un comentario