Qué es el Síndrome de Túnel Carpiano

Cuando hablamos de síndrome nos referimos a un conjunto de síntomas que se manifiestan de manera conjunta y que dan lugar a un cuadro médico que entendemos como una enfermedad.

Ésta enfermedad sucede cuando una parte estrecha que envuelve la muñeca, conocida como el túnel carpiano, se inflama atrapando y ejerciendo presión sobre el nervio mediano que pasa a través de esta.

Causas del síndrome de túnel carpiano

Este túnel, canal o zona de la que hablamos que envuelve la muñeca es tan estrecho y son tantos los tendones que la atraviesan que el nervio mediano tiene un espacio muy acotado para pasar.
Por ello existen muchas razones que pueden generar esa presión del nervio, y muchas veces es probable que no sea por ninguna enfermedad específica relacionada, sino a partir de una rutina que requiera ciertos movimientos repetitivos que dañen esta zona de la muñeca. Incluso es común que esta afección responda a una combinación de factores que contribuyan a su desarrollo.

Asimismo existen otros factores de riesgo que pueden influir en el síndrome del túnel carpiano como fracturas y artritis en la muñeca, quistes o tumores en la zona, infecciones, exceso de peso, enfermedades que producen anomalías en los depósitos de proteínas en el cuerpo y, en el caso de las mujeres (en las que es más frecuente esta afección), líquidos que se generan durante el embarazo y la menopausia.

Síntomas del túnel carpiano

El nervio mediano afecta la musculatura del antebrazo y mano además de dotar de sensibilidad a la mano, por lo que su afección puede generar adormecimiento, cosquilleo, ardor y dolor en los dedos. Este dolor o cosquilleo puede extenderse por el antebrazo incluso hasta el hombro. Además se puede notar con esta afección cierta debilidad y entorpecimiento en los movimientos lo que dificulte la realización de movimientos más delicados.

Por lo general, todos estos síntomas se van dando de manera gradual, a medida que la presión en el nervio es mayor, incluso variar a lo largo del día dependiendo de la funcionalidad que se le esté dando a la mano y la exigencia que tenga la muñeca en las tareas que se realicen, por ejemplo sostener durante mucho tiempo un teléfono, conducir durante un tiempo prolongado, o incluso dormir en una posición específica.

Cómo prevenir el síndrome de túnel carpiano

No existen técnicas probadas para la prevención del síndrome de túnel carpiano, sin embargo, existen ciertas prácticas que ayudan a disminuir la tensión en la mano y muñeca y, por lo tanto, la presión que se ejerce en el nervio mediano.

Para trabajos manuales intenta reducir la fuerza y relajar el agarre o la tensión que aplicas en tus actividades, por ejemplo, si utilizas un teclado intenta presionar las teclas suavemente, si tienes que escribir a mano o utilizas un ratón de ordenador, procura que estos tengan un diseño amigable y ergodinámico para la mano.

Muchas veces mantener una posición específica de la mano es lo que provoca la tensión por lo que es importante estar atento a cambiar de posición con frecuencia para no recargar la muñeca.
Calentar, y estirar es fundamental para mantener la salud de las muñecas y músculos y huesos del cuerpo en general, por lo que intenta practicar ejercicios específicos para entrar en calor tus muñecas antes de cualquier actividad o estirarlas después de hacer cualquier tarea que impliquen un esfuerzo.

Causas del síndrome de túnel carpianoCómo se detecta y diagnostica el túnel carpiano

El diagnóstico y tratamiento son fundamentales para evitar cualquier daño permanente en el nervio mediano, por lo que si tienes cualquiera de los síntomas previamente señalados no dudes en acercarte a un especialista.

En primer lugar, el médico especialista hará ciertas pruebas físicas en las zonas afectadas por el nervio mediano para saber si los dolores proceden de un desgaste o actividad diaria o si tienen que ver con algún otro trastorno latente en el paciente.

Las pruebas físicas más utilizadas son la prueba Tinel, que consiste en dar golpecitos en el nervio para ver si eso produce hormigueo, y la prueba Phalen, que consiste en flexionar la muñeca para ver si se reproducen los síntomas del túnel carpiano, como hormigueo o entumecimiento por al menos un minuto.

Sindrome del tunel carpiano

Como se cura el síndrome de túnel carpiano

Una vez que el profesional confirma el cuadro médico y si su gravedad es leve, media o severa puede elaborar el plan para atacar la enfermedad. Por lo general, el especialista recomienda el descanso de la muñeca, reposo y aplicar frío si es algo más leve.

Si estamos hablando de un cuadro de medio a más severo el médico podrá recetar medicamentos analgésicos que ayuden a calmar el dolor, ejercicios para rehabilitar, estirar y fortalecer la muñeca y otras terapias alternativas como la acupuntura o fisioterapia para rehabilitar el túnel carpiano.

En casos severos, o si existen pruebas de daño muscular, se recomienda directamente una intervención quirúrgica en la que se liberará el nervio liberando la tensión en la zona.
Para saber más sobre la cirugía de túnel carpiano no dudes en consultar al mejor equipo de traumatólogos de Madrid.

No hay comentarios aún, ¡sé el primero!

Publicar un comentario